Estiramientos para casos de fascitis plantar

A continuación os dejamos una serie de estiramientos para casos de fascitis plantar, también recomendados en retracciones de la musculatura posterior. Muchas veces ambas patologías están relacionadas, siendo la retracción posterior la causa de problemas de fascitis, por tanto mejorando la elasticidad de esta musculatura podemos mejorar la sintomatología dolorosa de la fascia. Estiramientos fascia pdf

LA IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA DEL MATERIAL

La prevención de infecciones es importante en nuestra práctica clínica, por lo tanto es necesario limpiar, desinfectar y esterilizar todo el material que vaya a ser utilizado con nuestros pacientes. Y digo esto porque ya han sido varios pacientes los que me preguntan por qué tengo todo mi material metido en ”bolsitas”. Todo el instrumental que utilizo en mi práctica clínica ha sido desinfectado, embolsado y esterilizado en un autoclave.

Quisiera llamar vuestra atención sobre este problema dado que algunos de vosotros me habeis comentado que debido a las deficiencias en otros centros no sanitarios habeis tenido problemas, y ahora estais sufriendo las consecuencias.

Antes de continuar diferenciemos entre esterilización y desinfección: La esterilización es la técnica por la cual se destruye toda forma de vida patógena y saprófita incluidas resistencias. Una de las formas más utilizadas es la esterilización por calor húmedo (autoclave a vapor), que produce la coagulación de proteinas a través del vapor a alta presión y temperatura. La desinfección destruye la mayoría de los microorganismos a excepción de las esporas.

”EL MATERIAL PUEDE ESTAR DESINFECTADO AUNQUE NO ESTERILIZADO, SIN EMBARGO EL MATERIAL ESTERILIZADO ESTÁ DESINFECTADO”

En la Comunidad de Madrid, la orden 288/2010 de 28 de mayo regula los requisitos técnicos generales y específicos de los centros y servicios sanitarios, y en especial en su artículo 5 acerca de la limpieza, desinfección y esterilización: El centro debe disponer de un autoclave para la esterilización del instrumental, que previamente ha de estar embolsado. Además han de realizarse controles de garantía de este proceso, a través de indicadores biológicos. Sólo los centros sanitarios que cumplen esta normativa, pueden garantizar la esterilización de todo su material antes de realizar cualquier tipo de procedimiento, y vosotros como pacientes teneis derecho a comprobarlo:
  • El material debe estar debidamente embolsado
  • En estas bolsas, existe un testigo que indica si la esterilización se ha realizado correctamente
instrumetal esterilizado podologia galapagar El no cumplimiento de las normas de sanidad, tiene efectos perjudiciales en vosotros los pacientes. Cualquier tratamiento que os realicéis, que sea SIEMPRE con material estéril para evitar infecciones cruzadas, y no sólo hablo de infecciones como hongos, papilomas u otro tipo de infecciones bacterianas, sino también sistémicas como puede ser la hepatitis. Por tanto, el cumplimiento de la normativa en materia de higiene y sanidad en las clínicas nos afecta a todos, no sólo a profesionales sino también a los pacientes. De ella depende que el servicio que ofrezcamos sea de mayor o menor calidad, además de la seguridad en los tratamientos. En Podología Galapagar Clínica Fisant garantizamos la higiene en todos nuestros procedimientos. Utilizamos desinfectantes de alto nivel, y la esterilización a través de autoclave de última generación, además de desinfectar diariamente nuestro lugar de trabajo, cumpliendo con la normativa sanitaria.

¿Qué ocasiona el uso habitual de zapatos de tacón?

pie tacones calzado Aprovechando las reuniones familiares en estas fiestas, nos arreglamos un poco más que de costumbre. En el caso de las mujeres, muchas se decantan por el uso de tacones muy altos, incluso aquellas que no suelen utilizarlos. Sin embargo, el problema viene cuando los utilizamos de forma diaria siendo común encontrar cambios en la morfología del pie o procesos inflamatorios que provocan dolor no sólo de pies, sino también de rodilla o espalda. La clave es la moderación. Lo recomendable es el uso de un tacón de base ancha, en torno a los 2-4 cm de altura máximo. Este tipo de tacón hace que las presiones se distribuyan de manera adecuada. Todo tacón que sobrepase esta altura, va a producir un cambio en nuestro centro de gravedad, de manera que se disminuyen las presiones en nuestra zona trasera (talón) para aumentar en la zona delantera (antepié). Como Resultado:
  • Afectación de la zona posterior de la pierna. Disminuye la distancia origen-inserción gemelar, por tanto se produce un acortamiento de los gemelos. Además, el tendon de aquiles se estrecha cuanto más alta es la altura del tacón produciendo mayor dolor.
  • Deformidad de haglund. La irritación del tendón de aquiles por el roce del calzado en su parte posterior, puede producir esta patología. Este tipo de calzado suele ser estrecho y comprimir esta zona.
  • Alteración en la postura. Caminar con tacones altos produce un exceso de fuerza comprensiva en el compartimento interno de la rodilla originando dolor a este nivel. Además, cuando nos paramos se produce una alteración en el equilibrio, aumentando el riesgo de caída y esguinces de tobillo.
Pero no sólo influye la altura. La gran mayoría de los calzados con tacón se acompañan de hormas estrechas propiciando la aparición de:
  • Juanetes. La horma estrecha produce un exceso de compresión causando el crecimiento óseo en la base del primer dedo junto con un desplazamiento lateral del mismo ocasionando dolor.
  • Dedos en martillo y otras alteraciones digitales. Las hormas estrechas y terminadas en punta hacen comprimir los dedos pequeños, obligandoles a doblarse.
  • Neuroma de morton. El exceso de altura y la compresión metatarsal originan un engrosamiento nervioso entre el 3º y 4º metatarsiano que causa dolor, entumecimiento y calambres en la zona de los dedos.
  • Alteraciones ungueales. Pequeños microtraumatismos o golpes de la uña contra el calzado con frecuencia acaban fragmentando las uñas.
  • Rozaduras e hiperqueratosis. El exceso de compresión puede provocar heridas por roce y callosidades que deben ser tratadas.
Por tanto, un calzado adecuado sería aquel con una altura de 2-4 cm, de base de tacón y horma ancha que no ejerza compresiones en la zona de los dedos. Por el contrario, el calzado más perjudicial sería aquel de excesiva altura y tacón fino (aguja), de horma muy estrecha que produzca compresiones digitales. Y si vas a utilizar un calzado de más altura al que acostumbras, para aliviar el dolor te recomendamos realizar ejercicios con una pelota haciéndola rodar con tus pies, hidratarlos bien y acudir al podólogo si observa algún problema. Aprovecho para desearos a todos felices fiestas y ¡cuidar vuestros pies!  

¿Qué ocurre si tengo diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por una hiperglucemia mantenida en el tiempo. Esto produce complicaciones a largo plazo y aumenta el riesgo de padecer úlceras en las extremidades inferiores, siendo común encontrar que lo que fue una pequeña herida se convierte en una úlcera profunda. La hiperglucemia hace que los vasos sanguíneos se vayan taponando. Aquellos vasos que son más estrechos y pequeños serán los primeros en obstruirse, por ello las complicaciones mas precoces son las microvasculares: Nefropatía (riñón), Retinopatía (ojos) y Neuropatía (nervios). Las complicaciones denominadas macrovasculares afectan a los vasos sanguíneos más grandes, como los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores. Este daño genera mala irrigación a las piernas principalmente, al corazón y al cerebro. Estas complicaciones se denominan crónicas, y son debidas como hemos dicho anteriormente, a una hiperglucemia mantenida en el tiempo. Es difícil saber cuando surgirán estas complicaciones, ya que depende de cada persona y de su control metabólico. Sin embargo, factores de riesgo como el tabaquismo, hipertensión e hipercolesterolemia influyen en estas complicaciones. La neuropatía es una de las complicaciones más frecuentes en el paciente diabético. Se produce una afectación nerviosa dando lugar a parestesias, hormigueo, entumecimiento, calambres, sensación anormal de frío o calor, dolor profundo tipo quemazón, ardor, ausencia de reflejos y disminución o pérdida de sensibilidad. Si padece estos síntomas, debe prestar más atención a sus pies para evitar lesiones. Las deformidades óseas son también causadas por este tipo de alteración nerviosa. Pueden observarse dedos en garra, dedos en mazo entre otros, susceptibles de sufrir una lesión por el aumento de presión en el zapato. El daño vascular disminuye el flujo sanguíneo a las extremidades, afectando a la capacidad de cicatrización y haciéndolo mas propenso a la infección. Además la piel presenta ausencia de vello, aspecto frágil y brillante, alteraciones en las uñas como engrosamientos, retraso en el relleno capilar, lesiones tróficas y frialdad del miembro. Por tanto, un buen control glucémico y de los factores de riesgo evitará problemas en el futuro. Con el tratamiento adecuado y las recomendaciones en el estilo de vida, se puede prevenir o retrasar la aparición de estas complicaciones. ¿Qué debemos saber? Recomendaciones para el día a día. Evite utilizar calzado ajustado y con costuras internas. Es importante acostumbrarse a revisar el interior y exterior del calzado todos los días en busca de elementos que puedan lesionar la piel. Evite caminar descalzo en cualquier superficie. Utilice el calzado con media o calcetín. Se recomiendan tejidos naturales como el algodón ya que permiten la transpiración y de color blanco. Los pacientes con neuropatía presentan una disminución de la sensibilidad y esto les hace mas propensos a sufrir una herida en el zapato sin darse cuenta. Por tanto, utilizando calcetines blancos podemos observar manchas como sangre, y confirmar la existencia de heridas que puedan pasar desapercibidas. Lave sus pies todos los dias, utilizando jabón neutro y agua tibia. Es recomendable comprobar la temperatura del agua antes de sumergir los pies. Puede ayudarse de un termómetro o introduciendo el codo en el agua. La temperatura óptima es de 36º-37º , ya que si el agua está muy caliente, puede provocar ampollas. A continuación seque sus pies, especialmente entre los dedos, para evitar maceraciones. Realice un corte de uñas adecuado. Corte sus uñas de forma recta, sin profundizar en los bordes para evitar lesiones. Si presenta callos o helomas, no utilice callicidas ya que existe riesgo de quemadura. Acuda al podólogo para su eliminación  ya que de lo contrario, la piel sigue creciendo y la presión interna puede generar una herida. Revise sus pies todos los días. Examine sus pies minuciosamente valorando la existencia de grietas, ampollas, flictenas, heridas o úlceras tanto en la planta de los pies como en los espacios digitales (entre los dedos). Si fuera necesario, ayúdese de un espejo. Este hábito debe ser incorporado a nuestro cuidado diario, ya que evita complicaciones mayores. Si encuentra alguna lesión, consulte a su podólogo lo más pronto posible, a fin de evitar complicaciones mayores como una úlcera. Recuerde que existe una disminución del tiempo de cicatrización debido a su enfermedad, por tanto, cuanto antes se trate más facil será la cicatrización de la misma. Los pacientes con diabetes deben visitar al podólogo para que pueda prevenir y educar a los pacientes en el cuidado de sus pies. Realice revisiones anuales para controlar su estado. En Podología Galapagar Clínica Fisant contamos con servicio de pie diabético para cuidar sus pies. Realizamos:
  • Prevención y tratamiento de las afecciones podales en pacientes con diabetes.
  • Tratamiento de la piel y uñas.
  • Prevención de úlceras.

Consejos para unos pies felices

¿Cómo cuidar correctamente nuestros pies?

Tener unos pies sanos es la base para una mejor calidad de vida. Recomendamos cuidar de manera diaria nuestros pies, por tanto, a continuación os mostramos una serie de consejos e indicaciones para mantener nuestros pies en buenas condiciones, sin olvidar visitar a un profesional para que revise nuestros pies y detectar a tiempo posibles alteraciones que pueda haber.
  1. Lave sus pies diariamente.

    La higiene adecuada de los pies es la base para mantenerlos sanos. Es preferible utilizar jabón neutro y agua tibia para evitar lesiones por quemaduras, (en especial si padece diabetes) haciendo hincapié en el secado entre los dedos para evitar maceraciones.

  2. Elimine las durezas y callosidades.

    Los roces y presiones excesivas pueden dar lugar a la aparición de durezas y callosidades que pueden llegar a ser molestas. Acuda a su podólogo para que sean eliminadas y evite la utilización de productos callicidas que a menudo son utilizados sin prescripción y llegan a generar quemaduras y lesiones en la piel de gran importancia. El auto tratamiento a menudo da lugar a un problema de mayor importancia del que se tenía.

  3. Cuide las uñas de sus pies.

    Si se realiza el corte usted mismo, hágalo correctamente, para ello las uñas deben cortarse de forma cuadrada y no redondeada. Este corte favorece la aparición de uña encarnada y otros problemas en un futuro. Si observa enrojecimiento o dolor, cambios de coloración u otros síntomas acuda a su podólogo para solucionarlo.

  4. Hidrate su piel.

    El exceso de sequedad da lugar a lesiones que pueden incluso llegar a infectarse. Para ello se recomienda la aplicación de crema hidratante insistiendo en las zonas más secas y evitando la aplicación entre los dedos.

  5. Examine sus pies.

    Observe sus pies y examínelos con regularidad en busca de cortes, heridas, durezas y asegúrese de la ausencia de grietas, ampollas y/o úlceras. Este punto es importante realizarlo si padece diabetes.

  6. Higiene compartida.

    Desinfecte el material y utensilios que vaya a compartir con otra persona. Es importante para evitar contagios como hongos y papilomas.

  7. Revise sus calcetines.

    Es preferible utilizar fibras naturales como el algodón, evitando las fibras sintéticas como el poliester ya que aumentan la sudoración propiciando un medio óptimo para el crecimiento de hongos y el mal olor. Además debemos evitar calcetines que nos generen presiones excesivas.

  8. Utilice un calzado adecuado.

    En otro post comentaremos las características de un buen calzado. Lo más importante es que se adapte bien a nuestro pie, no es el pie quien debe adaptarse él. Debe ser cómodo y amplio sin generar presiones excesivas. Si practica deporte, utilice un calzado adecuado a su disciplina deportiva.

  9. Compra de calzado

    Si está `pensando en comprar calzado nuevo, hágalo a final del día, ya que es en este momento cuando los pies se encuentran mas hinchados, así el zapato que en ese momento es cómodo, se garantiza que lo será a lo largo de todo el día.

  10. Evite el sedentarismo.

    Realice alguna actividad para favorecer la circulación sanguínea, como caminar. Al final del día se sentirá mejor.

  11. Acuda al Podólogo

    El podólogo es el profesional especializado en la salud de sus pies. Si observa alguna anomalía o lesión que pueda molestarle o preocuparle realice una consulta lo más pronto posible, él sabrá como ayudarle.

Esperamos que estos consejos os hayan servido de ayuda, y en caso de duda estaremos encantados de atenderle. Y recordar, tener unos pies sanos, es la base para una mejor calidad de vida.

Bienvenida al Blog del Podólogo de Galapagar

Bienvenidos a mi blog

  Este espacio nace con la intención de informar y ayudar a todas aquellas personas que preocupadas por su calidad de vida y bienestar, buscan mejorar y solucionar diferentes problemas en su vida diaria. Este será un lugar de encuentro e intercambio entre quienes están interesados en temas vinculados a educación sanitaria y distintos campos del saber. La frase que verán como lema de este blog es la que me ha animado a iniciar este camino: calidad y confianza en nuestros servicios, pues a mi entender son los valores más importantes a tener en cuenta en los servicios sanitarios en mi caso la podología; Cuando paso consulta, no atiendo pacientes, sino personas que preocupadas por su salud acuden a mí buscando soluciones, e intento brindarles la seguridad, confianza y calidad en sus tratamientos, a través de una atención personalizada que es la que se merecen. Deseo que esto que hoy inicio se convierta en un pequeño granito de arena y pueda ayudar a solucionar dudas a todas aquellas personas preocupadas por su salud, y que sirva para que quienes tienen los mismos intereses integren esta comunidad virtual y todos podamos aprender de ella. Aquí podrán encontrar comentarios y enlaces a artículos que me han parecido interesantes, novedades en el campo sanitario, y por supuesto entradas a educación sanitaria. No puedo ni es mi intención fijar fechas de publicación de nuevas entradas, ya que dependerá de mi tiempo, pero espero poder escribir aquí cada cierto tiempo con el fin de mantener vivo este espacio. Entre mis expectativas al emprender este proyecto están las de leer dentro de no mucho tiempo este primer “post”, y sentir que todo el esfuerzo valió la pena, haber mejorado las creencias sanitarias con respecto a la podología además de concienciar a la población sobre la importancia del cuidado de los pies como prevención a diferentes patologías. Por todo y para ello, me gustaría establecer un feedback entre todos, y espero en tal caso estar a la altura de las circunstancias. Gracias a todos, bienvenidos a mi blog